«Detrás de las ideas siempre hay un equipo
perfectamente organizado y motivado para mejorar
continuamente y eso es lo más difícil de copiar«
Francisco Martín Frías
Presidente y cofundador de MRW

«Si las empresas no cambian la forma de tratar a las personas,
las personas cambiarán la forma de tratar a las empresas«
Andrés Pérez Ortega (@marcapersonal)
 

Es una pena que, a día de hoy, muchas empresas sigan viendo la productividad y el crecimiento  de sus organizaciones en términos económicos, la persona es un recurso que cuesta unos euros y nada más. Sin embargo, las personas no somos números ni objetos ni recursos… somos un conjunto único de capacidades a fomentar y el verdadero motor de las empresas. Una empresa que mantiene y apoya el talento de sus personas, crece mucho más y de forma más sólida.

¿Cómo reconocer a una empresa que
VALORA Y RETIENE EL TALENTO?

  1. COMUNICACIÓN. La información llega de forma correcta a todos los miembros, independientemente del nivel que ocupen en la organización, todos son partícipes de los objetivos y los logros en conjunto. Se establecen canales formales y/o informales para expresar ideas y contribuir en la mejora continua.
  2. DESARROLLO. Teniendo en cuenta que el desarrollo no es igual a la promoción, desarrollar es evitar el estancamiento laboral y la desactualización de capacidades (conocimientos y habilidades prácticas). Todas las acciones tienen un feedback que ha de ser siempre constructivo.
  3. VALORES. Es imprescindible evitar el divorcio de valores, que lo que se dice y lo que se hace por parte de la empresa choque, sólo triunfa la empresa que se mantiene fiel a sus valores. Las cosas caen por su propio peso y el talento se retiene cuando éste cree en el proyecto y sus ideales. Las personas y empresas sólidas se mueven por la ética, la honestidad, la responsabilidad y la integridad.
  4. COMPROMISO. El compromiso se genera en base a la confianza entre ambas partes, cuando una persona siente ésto, es consciente de su labor y su responsabilidad por lo que actúa sin necesidad de órdenes externas.
  5. CONCILIACIÓN. La vida personal y profesional deben mantener su espacio, el descanso mental y físico es imprescindible tanto para la felicidad personal como para mantener el cerebro despierto. No se trata del famoso «a las 6 de la tarde se me cae el boli» si no del RESPETO de la esfera privada y de la necesidad de su mantenimiento para el equilibrio emocional.
  6. MOTIVACIÓN. Lo principal es detectar los puntos fuertes de cada persona y aprovecharlos, fomentar algo que el profesional hace bien consigue resultados excelentes en la organización. Asignar tareas  que no tienen que ver con las capacidades de la persona desmotivan y no proporcionan resultados satisfactorios ni cuantitativamente ni cualitativamente a ninguna de las partes.

  
Talento = capacidades + compromiso + acción
  
NO NOS OLVIDEMOS DE LO ESENCIAL:
Las empresas las hacen PERSONAS…

  
Bibliografía recomendada sobre el fomento y la retención del TALENTO:
  • Despierta el talento, de Roberto Luna (@Roluar)
  • La nueva gestión del Talento, de Pilar Jericó (@PilarJerico)
  • La puerta abierta, de Raúl Castro (@dpersonas)
  • Películas, buenos consejos y cómo encontré trabajo, de María Luisa Moreno Cobián y José Ramón Villaverde García (@Zumodeempleo e @izaharadisen)
  • Expertología, de Andrés Pérez Ortega (@MarcaPersonal)
Share: